DELANCRE, (Pedro)

_small_IMG_1599
De Eso se trata…delirante…enfermo…locura..hechiceria…creencias…en fin de lo que despierta lo mas oscuro de nuestro ser. Quien es el mas sabio ? quien es el mas cuerdo? Quien tiene la verdad absoluta? Gilles de Rais… Urbano Gradier…  Elizabeth Báthory…… Cornelius Agrippa….Eliphas Lévi….marqués de Sade…Carlos el malo… La Clavícula de Salomón, Pope Honorius III y seguiriamos infinitamente.
Ahora los dejo con la historia de Delancre Pedro…
DELANCRE, (Pedro) Famoso demonógrafo nacido en Burdeos durante el siglo XVI. Estuvo encargado de instruir el proceso de una infinidad de desgraciados acusados de sortilegio; su crédulo entendimiento se con­venció de la realidad del sábado y de la exis­tencia de los brujos: murió en París, hacia el año de 1630. Tiénense de él dos obras muy apreciadas sobre estas materias:
1.° La incredualidad del sortilegio plena­mente convencida, en la cual se trata amplia y curiosamente de la verdad o ilusión del sor­tilegio, de la fascinación, del tocamiento, de la adivinación, de la ligadura y del nudo má­gico, de las apariciones , y de una infinidad de otras cosas nuevas y raras, por Pedro Delancre, consejero del rey en su consejo de estado París, Nicolás Ruon, 1612, en 4.° de unas 900 páginas. Esta obra, que el autor lla­ma en su advertencia el antidemonio y el an­tisábado está dedicada al rey Luis XIlTI, y dividida en diez tratados. En el primero, prue­ba el autor que cuanto se dice de los brujos es verdadero. El segundo, titulado de la Fas­cinación,demuestra que los brujos no fascinan embrujando sino por medio del diablo; es sa­bido que lo hacían con sus miradas. En el tercero, consagrado al tocamiento, se ve cuanto pueden obrar los brujos con el tacto, más poderoso aún, que sus miradas. El autor no olvida el privilegio que tenían los reyes sin ser brujos, de curar los lamparones sólo tocán­dolos. El cuarto tratado, en el que se trata del escopelismo, nos demuestra que por medio de esta ciencia secreta, se maleficia a las gen­tes, echando tan solamente en los jardines de sus casas piedras hechizadas. El tratado siguiente refiere minuciosamente todas las adivinaciones .El sexto instruye de todo lo que pertenece al nudo y a otras ligaduras. El sép­timo está dedicado a las apariciones, en el cual el autor que al parecer nada duda ni ignora, refiere una gran porción. En el octavo habla de los judíos apóstatas y ateos. En el noveno se levanta furioso contra los herejes; y clama en el último contra la incredulidad de los jueces en hechos de brujería. La obra va seguida de una colección de Sentencias no­tables contra los brujos.
2° Cuadro de la inconstancia de los de­monios y malos ángeles, en donde se trata extensamente de la brujería y de los brujos; libro curiosísimo y muy útil no tan sólo a los jueces, sino a todos aquellos que viven bajo las leves cristianas; con un discurso que contiene el procedimiento hecho por los in­quisidores de España y de Navarra, con cin­cuenta y tres mágicos, apóstatas, judíos y bru­jos, en la ciudad de Logroño en Castilla, el 9 de noviembre de 1610; en la cual se ve cuan­to el ejercicio de la justicia es más jurídico en Francia que en ningún otro imperio, re­pública, estado, etc. por P. Delancre, conseje­ro del rey en el Parlamento de Burdeos, París, Nicolás Ruon, 1612, en 4.° de unas 800 pá­ginas, muy apreciado sobre todo cuando está acompañado de la lámina que representa las ceremonias del sábado. Esta obra es dividida en seis libros: El primero contiene tres dis­cursos sobre la inconstancia de los demonios, el gran número de las mujeres del país de Labour a la brujería.
El segundo trata del sábado en cinco discursos. El tercero versa sobre la misma materia y sobre los pactos de los brujos con el diablo, también en cinco discursos. El cuarto que con­tiene cuatro discursos, es dedicado a los má­gicos. El quinto en tres discursos, concierne a las supersticiones y apariciones; y el sexto a los sacerdotes brujos, divididos en cinco dis­cursos. Todo cuanto presentan de curioso y de delirante estas obras, se hallará en este Blog. Gracias

Leave a Reply