BIZARRO Y CURIOSIDADES

EN SINTONIA CON LO DESCONOCIDO

Si hemos de dar fe a la vision que del universo nos ofrecen los últimos descubrimientos de la física cuántica, los limites de la realidad son mucho menos precisos y tajantes de lo que suponemos, atendiendo únicamente a los datos que nos suministran los sentidos.

Conceptos como tiempo lineal, causa y efecto, materia y energía dejan de tener una significación concreto cuando entramos en las dimensiones infinitesimales de las partículas elementales sobre las que se asienta la arquitectura de lo real: las raíces ultimas de lo que vemos, oímos y tocamos escapan a la comprensión humana, dado el actual nivel de nuestros conocimientos.

Esta vision del mundo coincide, curiosamente, con la que nos suministran los hechos paranormales estudiados por los parapsicológicos: el movimiento ondulatorio preside un universo de vibraciones que abarca todo lo existente y permite que lo semejante sintonice armónicamente con lo semejante, tanto si esa sintonización se produce en la esfera de lo sensible o en la de lo ultrasensible, tanto si nos ponemos en contacto con un ser vivo de forma natural como si empleamos otros medios de comunicación para relacionarnos con entidades de naturaleza todavía desconocidas.

You might also like