Garnier Giles, Brujo

GARNIER (Giles) Brujo que tomaba a veces la forma de lobo, condenado bajo el reinado de Luis XIII por haber devorado a muchas criaturas. Quemósele vivo y sus cenizas fueron echadas a merced de los vientos.
Enrique Camús, doctor en derecho y consejero del rey, manifestó al tribunal: que Giles Garnier había ido a una viña, pocos días antes de la fiesta de Todos los Santos, y había arrebatado de allí a una muchacha de diez a doce años, a la cual mató y destrozó con sus dientes y garras, cerca del bosque de la sierra, y que no contento con comer él solo la carne de la muchacha, había llevado un pedazo a su mujer; que a pocos días había cogido otra joven con intención también de comérsela, y que la tenía ya entre sus garras de lobo para ahogarla y despedezarla cuando acudiendo algunos vecinos la pudieron sacar del apuro, aunque ya muy maltratada; que quince días después de Todos Santos, estando aún transformado en lobo, había devorado a un muchacho, a una legua de Dole, entre Gredisan y Monjié, y que había guardado una pierna de este muchacho para desayunarse. Finalmente que, habiendo dejado la forma de lobo y convertido en hombre, había robado un niño de edad de 13 a 14 años y lo había llevado a un bosque con ánimo de comérselo, y que no obstante de ser día de viernes, habría comido la carne del niño si no se lo hubiesen impedido.

Leave a Reply