PARACELSO, importante figura del ocultismo del renacimiento

PARACELSO Nació en el cantón de Zu­rich, el año 1493. Viajó, y se visitó y confe­renció con casi todos los médicos de Europa, Pasaba por el reformador de la medicina y pretendió arrancar el cetro a Hipócrates y Ga­leno, cuyos principios y método quiso criti­car. Débesele el descubrimiento del opio y del azogue, cuyo uso enseñó.
Paracelso es principalmente el héroe de los que creen en la piedra filosofal y le atribu­yen la ventaja de haberla poseído, apoyándose para esto en su propia autoridad. A pesar de todo era un insigne charlatán; cuando esta­ba beodo, dice Weternus que permaneció vein­tisiete meses en su compañía, amenazaba con hacer venir un millón de diablos para demos­trar el poder e imperio que tenía sobre ellos; empero, semejantes extravagancias no se las oyó decir jamás estando en ayunas. Tenía un demonio familiar encerrado en el puño de su espada: decía que Dios le había revelado el secreto de hacer oro, y se alababa de poder, ya por medio de la piedra filosofal, ya por virtud de sus remedios, conservar por muchos siglos la vida de los hombres y, sin embargo, murió a la edad de cuarenta y ocho años, el de 1541, en Salsburgo.

Leave a Reply